Tengo un instrumento raro, lo puedo asegurar?

En nuestra correduría recibimos muchas consultas para asegurar instrumentos que no son los instrumentos comunes que podemos ver en una orquesta, sino que son instrumentos raros y a veces muy antiguos. Pueden pertenecer a culturas que no son muy conocidas por nosotros pero que por alguna razón nos atrajeron y comenzamos a tocarlos. Tener una zanfona, un salterio, un laúd, una balalaica, una tiorba o un bandoneón, por ejemplo, puede llevarnos a creer que no podremos asegurarlos y que los seguros están reservados a los instrumentos más comunes.

Pero esto no es así: nuestro seguro para instrumentos musicales abarca a todos los instrumentos, sean muy raros o muy usuales. Nuestras coberturas son exactamente las mismas, pero lo que varía es la prima, ya que ésta va en función del valor asegurado. Si el instrumento es muy valioso, la prima será más alta porque el valor a cubrir es mayor.

Otra cuestión a tener en cuenta con un instrumento raro es que si tengo una destrucción total del mismo, la compañía de seguros me pagará el valor que he declarado al asegurarlo, pero quizás tendré más problemas al reponerlo debido a su singularidad. 

Si tienes un instrumento singular, contacta con Casablancas y te informaremos sobre la mejor forma de protegerlo.

Compartir en:

TARIFICADOR DE SEGUROS PARA INSTRUMENTOS MUSICALES